FANDOM


Zarpa Pinta (Original: Hazelpaw, literalmente Zarpa de Avellana) es una gata[1] blanca y gris de hombros anchos. Su cola tiene la forma de la rama de un avellano.[2]

HistoriaEditar

En La nueva profecía Editar

Crepúsculo Editar

Pinta es uno de los tres cachorros nacidos de una solitaria llamada Dalia quien vivía en el Cercado de los Caballos. Sus hermanos son Bayo y Ratón. Dalia teme que los Pelados puedan llevar a sus cachorros lejos de la misma manera que se llevaron a los de Pelusa, así que huyó dentro del territorio de los Clanes.
Son expulsados del territorio del Clan del Viento, pero son encontrados por una patrulla del Clan del Trueno. Nimbo Blanco es el primero en notar a los cachorros, escondidos detrás de unas plantas altas. Dalia les dice a los gatos del Clan su situación, y les ruega por ayuda, ya que sus cachorros no pueden lograr viajar más lejos, y si regresa a casa, los Pelados podrían robárselos. Nimbo Blanco quiere traerlos al campamento, aunque Fronde Dorado está escéptico. Esquiruela señala es ahora o nunca para los cachorros, y ciertamente no los van a enviar al Clan de la Sombra.
Dalia y sus cachorros son llevados al campamento, donde Fronda, una reina, los cuida mientras su madre se está recuperando. Cuando Dalia le dice a Hojarasca Acuática sus nombres, la joven aprendiz de curandero le dice que en el Clan, serán conocidos como Pequeña Pinta, Ratoncillo y Bayito.
Cuando los tejones atacan al campamento del Clan del Trueno, Dalia y sus cachorros tienen que escapar del campamento y buscar refugio fuera en el bosque.

Atardecer Editar

Como sus hermanos, Pequeña Pinta es absorbida por la vida del clan, pero Dalia está aterrada por el reciente ataque de los tejones. La última gota para ella fue cuando Bayito queda atrapado en una trampa para zorros, y casi toda su cola es amputada. Lleva a Pequeña Pinta, Ratoncillo, y Bayito de regreso al cercado de los caballos a pesar de que sus cachorros ruegan por quedarse, pensando que los Dos Patas no se los llevarán si ellos son lo suficientemente grandes para cazar.
Zarzoso y Nimbo Blanco van al cercado de los Dos Patas para tratar de persuadir a Dalia para que regrese con sus cachorros a la hondonada de piedra. Cuando Bayito le cuenta a los guerreros que va a cazar a todos los ratones de la granja, Pequeña Pinta protesta diciendo que deje algo para ella y para Ratoncillo, y también comenta que quiere ser un aprendiz como Zarpa Candeal y Betulo. Pequeña Pinta le ruega a Dalia para que regresen al bosque, pero su madre no es convencida hasta que Humazo habla con ella, señalando lo mucho que sus cachorros quieren regresar. Cuando Dalia finalmente cede, sus cachorros están eufóricos, saltando alrededor y exclamando lo felices que están.
Más tarde, Pequeña Pinta y Ratoncillo están cazando una mariposa, y Hojarasca Acuática los sigue para asegurarse de que no se metan en problemas. Pequeña Pinta y Ratoncillo la matan, arrancando una de sus alas. Le cuentan a Hojarasca Acuática que una gata parda les mostró la mariposa; al principio, Hojarasca Acuática piensa que es Acedera, pero Pequeña Pinta y Ratoncillo le dicen que no fue ella. Hojarasca Acuática se da cuenta que es Jaspeada, la antigua curandera del Clan del Trueno, quien les mostró la mariposa como una señal sobre su amiga del Clan del Río, Ala de Mariposa.

En El poder de los tres Editar

La mirada secreta Editar

Zarpa Pinta ahora es una aprendiza cuyo mentor es Manto Polvoroso. Ella ha estado entrenando durante cuatro lunas, y se dice que no tardaría en convertirse en guerreros. Glayito nota que aunque muchos de los guerreros llamaban todavía a Dalia minino domestico, Zarpa Pinta y sus hermanos parecían nacidos en un clan como cualquiera de sus otros guerreros.
A la mañana siguiente, ella llama a Glayino, diciéndole que deje de fingir que todavía estaba dormido, y le pregunta dónde estaba Bayino. Ella está decepcionada al saber que él ya se había ido, y dice que lo verá durante el entrenamiento de batalla de todos modos. Manto Polvoroso la llama desde afuera para ir a cazar. Ella se siente aliviada, pensando que iba a tener que pasar la mañana limpiando la guarida de los veteranos. Glayino se pregunta por qué querrían que hiciera eso cuando lo tenían. Enojado, piensa que los hijos de Dalia tenían tareas más importantes que él, y que ni siquiera eran nacidos en un clan
Zarpa Pinta, Bayino y Ratolino son elegidos para asistir a una Asamblea. Leonino nota que, aunque no eran nacidos en un Clan, habían sido elegidos para asistir a la asamblea al contrario de Rosellera, Melosa y Carboncill, que sí lo son. Una vez que llegan a la isla, Zarpa Pinta le advierte que no le dé demasiada importancia, ya que los otros Clanes podrían aprovechar su inexperiencia y la de Carrasquera para averiguar qué estaba sucediendo en el Clan del Trueno. Ella y Bayino van a hablar con Lebrato, un aprendiz del Clan del Viento. Cuando llegan Ltigo Gris y Milie, ella es una de las gatas que se amontona a su alrededor, olfateando su pellejo con los demás. Ella le pregunta cómo sabía que estaban en la isla, y Leonino sugiere que el Clan Estelar lo había guiado.

Familia Editar

Miembros Editar

Madre:

Dalia:[3] Viva (hasta Río oscuro)

Padre:

Humazo:[2] Estado desconocido

Hermanos:

Bayino:[3] Vivo (hasta Río oscuro)
Ratolino:[3] Vivo (hasta Río oscuro)

Árbol Editar

 
 
 
Dalia
 
Humazo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Bayino
 
 
Zarpa Pinta
 
 
Ratolino

    = Macho

    = Hembra

    = Sexo desconocido

Citas Editar

"Dalia no se había convertido en guerrera porque no daba la menor muestra de querer abandonar la maternidad, pero sus hijos Ratolino. Zarpa Pinta y Bayino, eran aprendices, y a Glayito le parecían tan buenos como el resto de sus compañeros de Clan."
—Glayito sobre Zarpa Pinta [[la mirada secreta]], página 31

Referencias Editar

  1. 1,0 1,1 1,2 Revelado en Crepúsculo, página 155
  2. 2,0 2,1 Revelado en Crepúsculo
  3. 3,0 3,1 3,2 Revelado en Crepúsculo, página 146