FANDOM


Editar

Pág. 21 (prólogo) Editar

La lluvia caía intensamente, repiqueteando sobre el duro y negro Sendero Atronador que discurría entre 

interminables filas de viviendas de Dos Patas. De vez en cuando, un monstruo pasaba gruñendo, con ojos  

cegadores y con un Dos Patas acurrucado en el interior de su brillante pelaje.  

Dos gatos doblaron silenciosamente la esquina pegados a las paredes, donde las sombras eran más 

densas. En primer lugar marchaba un gato gris y flacucho; tenía una oreja mordisqueada, ojos relucientes

y vigilantes, y todo el pelo aplastado y oscurecido por el agua. 

Tras él avanzaba un enorme atigrado de anchos omóplatos y músculos que se movían ágilmente bajo 

su pelaje empapado. Sus ojos ámbar brillaban entre la cruda luz, y su mirada iba de un lado a otro como si 

esperase un ataque.

Se detuvo en la oscura entrada de una vivienda de Dos Patas que ofrecía cierta protección y gruñó: 

—¿Cuánto falta todavía? Este lugar es un asco.

El gato gris miró atrás.

—Ya no estamos lejos.

—Más vale que sea así.

Con una mueca, el atigrado marrón oscuro prosiguió la marcha, agitando las orejas irritado para ...