FANDOM


Clan Estelar
¡En construcción!
Este artículo carece de información completa. El Clan Estelar intentará que pronto el artículo esté completo.

Apariencia Editar

Los gatos (felis silvestris catus) son animales de cuatro patas, cola larga y peluda, de patas traseras anchas, con las ancas delanteras hacia atrás. Orejas grandes y anchas, ojos enormes y una nariz húmeda, boca pequeña con colmillos y cuello angosto. Depende la raza su tamaño.
Kkkkk

En la siguiente imagen, podemos observar los órganos de un gato

Comportamiento Editar

La mayoría de los gatos domésticos, usualmente son independientes e indiferentes con las caricias, pero otros son cariñosos y dejan que los toquen. Los más pequeños son juguetones, traviesos y enérgicos, siempre se la pasan jugando. A medida de que pasa la edad, se van haciendo más tranquilos.

Los gatos salvajes naturalmente se asustan al ver a los humanos. Éstos gatos arman colonias entre ellos, tales como en Japón, donde hay una isla repleta de gatos.

Tipos Editar

Descarga (2)hj
Hay más de 200 razas de gatos, entre ellas están los siameses, los ruso azul, anaranjados o los muy conocidos persas. Los gatos varían de muchos colores, entre los más comunes negro, blanco y gris, luego anaranjado, marrón y melado, hasta llegar a los ruso azul o la muy rara raza de gato egipcio, que sólo tiene pelo en la cola y bigotes.

Esta foto es un gato sphinix, más conocido como gato egipcio o gato pelado

Alimentación Editar

Los gatos domésticos se alimentan de comida balanceada, aunque, si salen de vez en cuando, cazen algún ratón. Los gatos salvajes están más acostumbrados a comer ratones, palomas, restos de la basura, animales pequeños, entre otros.

Enfermedades más comunes Editar

Bolas de pelo Editar

Las bolas de pelo que se denominan técnicamente tricobezoar, consisten en la acumulación de pelo muerto mezclado con secreciones que se forman en el estómago del animal y ocasionan vómitos o regurgitaciones. Si no pueden ser eliminadas por el vómito, se hacen cada vez más compactas y de mayor tamaño, provocando una obstrucción intestinal que necesita cirugía. La causa es la costumbre de los felinos de acicalarse el pelaje lamiéndolo para mantenerlo saludable, por lo que tienden a ingerir su propio pelo. Son más propensos a este trastorno los gatos domésticos y las razas de pelo largo, sobre todo en la época de muda. Como medida preventiva se recomienda cepillarlos frecuentemente para eliminar el pelo muerto.

Sobrepeso y obesidad Editar

La obesidad y el sobrepeso son frecuentes en los gatos caseros, debido al exceso de alimentación y falta de actividad física. Se considera como 4,5 kilogramos el peso medio de un gato sin sobrepeso, aunque hay que tener en cuenta el tamaño y constitución de cada animal, existen diferencias considerables en función de la raza. Se considera que un gato es obeso cuando su peso supera en un 20 % el óptimo, estimándose actualmente que son obesos alrededor del 25 % de los gatos domésticos. La obesidad en los gatos aumenta el riesgo de que presenten diabetes mellitus, lipidosis hepática y otras enfermedades, por lo que disminuye claramente la esperanza de vida. En los casos de sobrepeso ligero, puede ser suficiente evitar los alimentos extras y administrar la dosis adecuada de comida, sin embargo cuando existe obesidad marcada se debe acudir al veterinario, pues en los gatos es peligroso una disminución rápida de peso o el cambio brusco de la dieta alimenticia, hay que tener en cuenta que los gatos son carnívoros estrictos y necesitan carne en su dieta y un aporte de proteínas considerable en relación a su peso, por ello las dietas hipocalóricas deben mantener un equilibrio determinado, con una alta proporción de proteínas y bajo en grasas e hidratos de carbono.

Cáncer Editar

El cáncer es una causa frecuente de muerte en los gatos adultos, sobre todo en los de edad avanzada. Los tumores malignos más habituales son las leucemias y linfomas, los cánceres de piel y el cáncer de mama. Las gatas que han sido castradas jóvenes tienen una probabilidad muy baja de desarrollar cáncer mamario si se las compara con los animales intactos. Los gatos de color blanco tienen mayor predisposicíón a presentar cáncer de piel por lo que se recomienda a sus amos que los protejan contra luz del sol. La alta incidencia de linfomas en el gato está en gran parte facilitada por la infección por el virus de la leucemia felina y el virus de la inmunodeficiencia felina, que son virus oncogénicos. Las manifestaciones de los linfomas son muy variadas, pero frecuentemente se producen linfomas de estómago o intestino que provocan naúseas, vomitos y perdida de peso progresiva en el animal. El diagostico precoz del cáncer es muy importante para lograr la curación, por lo cual si se observa un abultamiento en la mama o una lesión en la piel se debe acudir sin demora al veterinario.51 En estudios rigurosos se ha demostrado que la incidencia de cáncer de boca en gatos que viven en ambientes contaminados por humo de tabaco es más alta que la que presentan los animales que viven en hogares donde no se fuma.52

Alergias Editar

Algunas personas son alérgicas a la glucoproteína Fel d1, presente en la saliva y que pasa con el acicalamiento a la piel y al pelaje. 1 de cada 50 000 carecen de esta glucoproteína debido a una variación genética en el ADN. La glucoproteína Fel d1 suele producir estornudos, irritación de las vías respiratorias y, en casos más agudos, asma y otras reacciones alérgicas. El 24 de septiembre de 2006, la firma biotecnológica Allerca anunció el comienzo de producción de los primeros gatos hipoalergénicos sin modificación genética.53 Además, existe una raza de gatos llamada gato siberiano o Bosque de Siberia, que no producen esta glucoproteína Fel d1, por lo que no causan alergias (excepto en un 20% de casos).

Toxoplasmosis Editar

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa que puede afectar al gato y es peligrosa para la mujer embarazada por ser una causa de malformaciones en el feto. Según la Organización Mundial de la Salud(OMS), la principal causa de toxoplasmosis en mujeres embarazadas es la ingesta de carne cruda o poco cocida, seguida del consumo de verduras sin lavar y el contacto con excrementos de gatos infectados. El gato adquiere la enfermedad cuando se alimenta de algún pájaro o ratón infectado. Por lo tanto, la primera conclusión es que el gato implicado en la transmisión es aquel que tiene posibilidad de cazar ratones, es decir, gatos silvestres o de granja, y no el gato doméstico, alimentado con pienso o alimentos enlatados. El animal enfermo excreta los quistes en las heces y el humano se infecta por el contacto oral con ellas, por no lavarse las manos después de limpiar la caja, por ejemplo. Esto ya supone de por sí un bajo riesgo de contagio. Además, es improbable que un gato doméstico se alimente de los animales antes nombrados. Teniendo en cuenta lo anterior, la mujer embarazada debe evitar el contacto con gatos callejeros, protegerse con guantes a la hora de limpiar la tierra donde los animales caseros entierran sus heces y lavarse las manos posteriormente. Siguiendo estas normas, la posibilidad de contagio se reduce considerablemente. La mujer seropositiva a toxoplasmosis queda inmunizada de por vida; solamente se considera período de riesgo los cuatro primeros meses de embarazo de las mujeres seronegativas a la toxoplasmosis, que son las que tienen posibilidad de infectarse.

Infección por el virus de la inmunodeficiencia felina Editar

El virus de la inmunodeficiencia felina, abreviado VIF (o FIV, por su sigla en inglés), pertenece al grupo de los retrovirus. Se transmite entre gatos a través de mordiscos o por vía transplacentaria de la madre a los cachorros. Afecta con más frecuencia a gatos machos que tienen libre acceso al exterior. No es contagioso para el hombre, pero sí a otros felinos, como el león, el jaguar y el leopardo. Provoca una deficiencia del sistema inmune, por lo que guarda muchas similitudes con el SIDA en humanos. La enfermedad sigue un curso crónico y evoluciona en diferentes etapas; comienza por fiebre, inflamación de ganglios linfáticos(linfadenopatía) y, tras meses o años, provoca pérdida de peso, anemia, disminución de leucocitos (leucopenia) e infecciones secundarias que afectan al sistema respiratorio, el aparato digestivo, la piel y otros órganos. Además, los animales infectados son propensos a presentar diferentes tipos de cáncer, principalmente linfomas. La supervivencia media tras el diagnóstico es de 24 meses.

Infección por el virus de la leucemia felina Editar

El virus de la leucemia felina (VLFe; FeLV en inglés) pertenece a la familia de los retrovirus. Infecta gatos, y no es transmisible a humanos. La infección entre gatos se produce por lamidos, mordiscos, compartir bandejas para excrementos, compartir recipientes con agua o comida. El virus se inactiva rápidamente fuera del animal, en la saliva, en 1 o 2 horas; en la sangre, en 48 horas, y es sensible al calor y los desinfectantes. No se transmite por lo tanto a través de trasportines ni en las salas de espera de consultorios veterinarios, siempre que no exista contacto directo con otro gato o con su sangre.56

Los signos y síntomas de infección por el virus de la leucemia felina son múltiples, e incluyen pérdida de apetito, pelaje pobre, infecciones de la piel, la vejiga y el tracto respiratorio, enfermedades bucodentales,convulsiones, linfadenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos), lesiones en la piel, fiebre, pérdida de peso y otros muchos. Además, el 20 % de los gatos afectados acaban por desarrollar cáncer en un plazo de tiempo variable, principalmente leucemia y linfoma. El riesgo de desarrollar un linfoma es 62 veces más alto en los animales infectados que en los sanos. Sin embargo, algunos gatos que presentan la infección no muestran ningún signo aparente de enfermedad. Como medida preventiva, se recomienda la vacunación; en raras ocasiones se produce sarcoma postvacunal, un tipo de cáncer del que se estima que aparece un caso por cada entre 1000 y 10 000 gatos vacunados, por lo que el beneficio de la vacuna supera claramente los posibles efectos adversos, sobre todo si se trata de animales que salen de casa o entran en contacto con otros felinos.

Rabia Editar

Aunque el 90% de la rabia en humanos es causada por mordedura de perros, el gato y cualquier otro mamífero puede transmitirla por mordedura. Para evitar su propagación en aquellas zonas en que no se encuentra erradicada, es conveniente la vacunación del animal, especialmente si este tiene libre acceso al exterior de la vivienda.

Parásitos Editar

Los parásitos pueden afectar al gato, al igual que a todos los mamíferos, pueden dividirse en dos grupos: externos e internos. Entre los externos los más habituales son pulgas, piojos, dermatofitosis, sarnas ygarrapatas. Entre los internos, sobre todo los gusanos helmintos que afectan al tubo digestivo, como el Toxocara cati.

Enfermedad del tracto urinario inferior felina Editar

Artículo principal: Enfermedad del tracto urinario inferior felina

Principalmente cistitis, cálculos en vías urinarias y en ocasiones bloqueo total de la uretra. Afecta a entre el 0.5 y el 1 % de los gatos y tiene gran tendencia a recurrir.

Enfermedad por arañazo de gato Editar

La enfermedad por arañazo de gato está causada por un bacilo gram negativo llamado Bartonella henselae. Se transmite del gato a humanos —sobre todo niños— por mordedura o arañazos, y provoca una pequeña lesión de la piel seguida unos días después por una adenopatía regional. Pueden aparecer otros síntomas, como cansancio y fiebre, pero en general es un proceso benigno que se cura sin tratamiento, aunque ocasionalmente pueden aparecer complicaciones.

Mordeduras causadas por gatos en humanos Editar

Más de la mitad de las mordeduras y arañazos producidas por gatos se infectan. Puesto que los incisivos de estos son estrechos y afilados pueden penetrar fácilmente en los tejidos de una persona u otro animal. Además las mordeduras de gatos suelen tener mayor probabilidad de producir un artritis o una oesteomielitis séptica en comparación con las mordeduras de los perros, sobre todo si se localizan en la mano. Tanto las heridas producidas por mordeduras como arañazos de los gatos se infectan típicamente por microorganismos procedentes de la bucofaringe de felino.

Quistes pulmonares Editar

Existe la creencia de que respirar un pelo de gato o de otro tipo de animal doméstico puede provocar un quiste en los pulmones. Es posible que esta creencia esté originada en el hecho de que los animales domésticos pueden actuar de portadores de las tenías Echinococcus granulosus, que provocan hidatidosis.

Sordera Editar

Según estudios realizados por los genetistas, la responsabilidad de la sordera congénita de los gatos de ojos azules recae en la presencia de un gen autosómico llamado W (de White, blanco en inglés). Este gen tiene como característica particular la potencialidad de tener más de un efecto en el organismo, por lo que es uno de los genes llamados pleiotrópicos que, en este caso, porta información para el color blanco del pelaje, el azul de los ojos y también de la sordera.

Es por ello que estos gatos suelen nacer con una grave degeneración del aparato auditivo, más específicamente en el oído interno, la cual es absolutamente irreversible. Vale aclarar que los gatos de otros colores también pueden presentar sordera congénita, aunque la probabilidad se reduce mucho si la comparamos con estos gatos a los que nos referimos.

Creencias Editar

Según los egipcios, los gatos eran sinónimo de los dioses, por lo que eran adorados. Las damas de la corte los cuidaban más que a ellas mismas, además de bañarlos casi todos los días. Cuando morían, los envolvían en vendas y los depositaban en sarcófagos.

Otra creencia es de los gatos negros dan mala suerte. El gato negro en Europa siempre ha estado marcado por una vieja superstición que se remonta desde mucho tiempo atrás, desde la Edad Media. Pero lo curioso es que esta mentalidad no ha desaparecido con el paso del tiempo, sino que ha permanecido hasta nuestros días, en los que ver un gato negro es para muchos un mal presagio. Pero, desgraciadamente, el gato ha sido la principal víctima de esta superstición, con resultados para él a veces trágico. Aunque, raramente, para los estadounidenses, los gatos blancos son los de la mala suerte.

Hay muchas razas de gato, pero puede haber cruces como el snowshoe que es un cruce de siamés y americanos de pelo corto bicolores

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.